Una locura de casa

Breve artículo de ayuda para "casas manicomio" :-P

Por desgracia aún vivimos en una sociedad poco o nada respetuosa con el medio ambiente, la flora y los animales, y a la hora de recogerlos y rescatarlos somos muy pocos en comparación a toda la población quienes nos ofrecemos a acogerlos en nuestras vidas. Ya que la mayoría de la gente es egoísta y no está dispuesta a hacerlo tocamos a muy pocos y nos vemos con más animales de los que podemos cuidar y acoger, sin medios, ni recursos, ni espacio, en nuestras casas o fincas. No somos pocos los que por decisión propia u obligación nos hemos visto superados al tener demasiados animales dentro de casa, que no se comportan bien entre ellos o no necesariamente muchos, sino uno o dos que hacen estropicios cuando nos vamos, o  comen de nuestra comida sin permiso, hacen sus necesidades donde no deben, tienen un comportamiento excesivamente nervioso, rompen cosas y muebles..... Y un sin fin de faenas que nos pueden hacer los ingeniosos e imaginativos perros y gatos, con tal de llamar la atención, conseguir mimos y lograr lo que desean. A veces, lo se por experiencia propia, vivir continuamente en estrés en casa por este tipo de situaciones te lleva al borde de la locura. Te hace sentir inestable, desbordado e intranquilo en el sitio donde vives cuando una casa debería significar todo lo contrario, acogedora, tranquila, nuestro rincón de regeneración, descanso y cobijo. Yo, personalmente, me he visto en esa situación muchas veces. Son circunstancias realmente desagradables y quienes las hayan vivido lo sabrán. Esa sensación y certeza de que no podrás salir de casa sin que el animal lo rompa todo, no pare de ladrar o aparezca con un nuevo problema. La mala suerte de dar con varios animales que no se aceptan y tener que estar todo el dia encima para que no haya peleas, ya que no siempre se dan por temas territoriales ni hormonales, no tener espacios donde separarlos al irte, estar en constante estrés todo el dia y a veces la noche, no poderlos dejar comer solos por miedo a una pelea, gatos inquietos que no paran de molestar a sus compañeros y oír maullidos y carreras por la casa, animales que no terminan de adaptarse, no tener sosiego en la calle con el agobiante pensamiento de que jamás volverás a tener calma en casa...Son situaciones en las que todo quien vive en el lugar acaba de mal humor y desequilibrado, con un ambiente tenso, perdiendo para siempre toda la tranquilidad y armonía que antaño habíamos tenido en nuestro acogedor hogar. Si no se puede tener lo que uno necesita en la vida, tranquilidad, sosiego y un sitio donde desconectar en nuestra propia morada, entonces ¿ qué nos queda ?.

Cuando yo tuve que pasar por ello todas las veces que lo pasé y con todos los animales que lo pasé no tenía conocimiento de ningún remedio o terapia. Eran muchos animales y tampoco podía permitirme económicamente un educador, por tanto decidimos sacar a los animales fuera de la casa y que vivieran en la finca, ¿pero qué pasa cuando la gente no tiene otra propiedad donde llevarlos , ni finca, ni jardín?. Pues si es una persona decente y no lo abandona a la primera de cambio como casi todo el mundo, seguirá teniendo esa inestabilidad en su hogar con la única esperanza de que quizás algún dia el animal cambie, o no.

Ahora me arrepiento de no haber conocido las terapias como las flores de Bach cuando yo tuve todos esos problemas con mis animales, ya que de haberlas conocido seguramente habrían seguido viviendo dentro y podríamos haberlo solucionado. Ahora lo sé porque con ellas hemos ayudado y seguimos haciéndolo, a las personas que se ven inmersas en estas situaciones. Es agradable que tras finalizar su tratamiento floral nos agradezcan el hecho de haberles devuelto la tranquilidad a su hogar. Hemos ayudado a perros excesivamente "malhumorados", pesados que no dejan en paz a sus compis más tranquilos, criaturas un tanto maleducadas que hacían sus cosas donde no debían... y muchos más casos que perturbaban la paz de una vivienda. Si ahora mismo tengo un problema ya sea conductual o patológico, intento arreglarlo o apaciguarlo con las flores con la posibilidad de que tenga que arreglarlo de otra manera, pero voy comprobando que no es así, que nunca me fallan y que siempre ayudan en lo necesario, que son infinitamente sanadoras en todos los sentidos, y que no dejan de sorprendernos por cada paciente que tenemos.

Como te habrás imaginado, esta es una opción más, una ayuda o solución, si tu ahora, te encuentras en una situación de "locura en casa" . ;-)