Tratar el estrés en caballos

En el siguiente artículo explicaré la importancia de tener en cuenta terapias no agresivas y si naturales de apoyo para animales mayores o no que pueden presentar dolencias o enfermedades a la más mínima perturbación emocional y lo potentes que éstas alternativas terapéuticas se nos presentan para paliar, o lo ideal sería , "para prevenir ", estos tipos de patologías, ya que dichas terapias no presentan el más mínimo porcentaje de riesgo  en ninguno de los sentidos, todo lo contrario.
Éste es el caso de Pintor, un caballo mayor totalmente sano que en cuestión de una semana empezó a presentar una incontinencia urinaria de esfuerzo, es decir, el caballo no podía controlar cuándo orinaba. Siempre que hacía esfuerzos o estaba nervioso comenzaba a orinar sin poder controlarlo. Coincidió con una época en la que el pasto empezó a escasear debido al clima, pero en aquel momento no caímos en ello. Llamamos a nuestra veterinaria equina y tras unas cuántas pruebas que no dieron resultados concluyentes se diagnosticó la incontinencia anteriormente mencionada, que se produce cuando los músculos que controlan el flujo de orina no funcionan de manera adecuada y lo que en este caso nos planteaba un problema, ya que la disfunción de los músculos se debería casi el 90% a la elevada edad del equino, y por tanto seguramente tuviera que paliar con ello para toda la vida. Además la vejiga estaba sufriendo demasiada presión y estaba excesivamente llena, lo cual era un riesgo más importante a considerar. Nos ofrecieron un tratamiento, pero apenas nos daba ninguna garantía de que funcionara porque no había tenido el efecto esperado en la mayoría de pacientes con estas patologías, por tanto decidimos no hacerlo y pensé en pedir consejo a una amiga, como explicaré más tarde.
Yo observaba que el caballo estaba nervioso, los insectos le molestaban e intentaba abrir las puertas de los boxes para poder entrar y gracias al frescor de las cuadradas los bichos no lo molestaran. El pasto que quedaba era escaso y empezó a rechazarlo, reclamando en cambio forraje. Tenía todas las papeletas para presentar ansiedad, nerviosismo y estrés. Un buen día decidí comentárselo a una amiga terapeuta y gran maestra, Mercè, y me dio la clave. Me comentó que mi caballo estaba experimentando estrés y que podría comprobar que si se lo reducía, en la medida de lo que podía,  la incontinencia posiblemente remitiera. Y más viendo que la patología se había presentado tan de repente y "casualmente" en un momento en el que Pintor estaba estresado. Decidí hacerla caso, así que opté por que pasara más tiempo en el box y así estar más fresco, sin insectos. Le puse a su disposición suficiente forraje como para que no tuviera que exponerse a la más mínima alteración por reclamarlo. Procuré que estuviera cómodo y que fuera el el primer caballo en comer (muy importante). Más tarde veremos la importancia de la comida y de las condiciones ambientales a la hora de controlar el estrés en animales tan sensibles como lo son los caballos.
Tras reducirle en gran cantidad todas estas situaciones que le causaban perturbaciones emocionales, empezó a controlar la micción en muy poco tiempo. En cuestión de alrededor de 15 días no presentaba ningún problema, orinaba perfectamente. Fue entonces cuando supe que no sólo un estrés poco perceptible había echo enfermar a mi caballo, si no, que no sólo hay que indagar clínicamente, también hay que surcar por los campos de los estados emocionales y en lo que éstos pueden ocasionar, que como veréis no es poco muchas veces, y que muchas terapias como las flores de Bach y el EFT entre otras, nos pueden ayudar a prevenir enfermedades y estados de salud no deseados en absoluto positivos, ni para nosotros, ni para nuestros compañeros animales.
Por tanto, ahora, quiero recalcar lo anteriormente mencionado, la importancia de las dosis de alimentación y las condiciones ambientales en animales tan sensibles como los equinos. Todos los que hayamos compartido vida con ellos sabremos que son animales muy glotones, y uno de los animales que normalmente más estrés presenta a la hora de comer, de esperar su ración de pienso o de forraje, son los equinos.
Efectivamente si tenemos muchos y además los alimentamos con pienso deberemos de intentar ir dándoles sus raciones de manera de que  no sean conscientes de que el resto la está recibiendo, cerrándoles los boxes, apartándolos los unos de los otros... Otra opción sería darles mínimo su dosis de pienso repartida 3 veces al día, y si se puede más, mejor. Así no dará tiempo a que el animal empiece a ponerse nervioso y hambriento. Todo esto complementándolo  con forraje. Es importante que un equino tenga forraje, estos animales necesitan la fibra para que su digestivo realice el proceso correctamente.
También deberemos de asegurarnos de tener un gran box para el animal en caso de que pueda salir poco, y si es así, sacarlo de vez en cuando para que se libere, relaje, y corra. Para la gente que los monte; procurar no hacerles trabajar en exceso, sino en cantidades moderadas, con sus respectivas horas de descanso y necesidades, y en condiciones climatológicas adecuadas. Y creo que es evidente el tipo de ambiente relajado y silencioso que estos animales necesitan. Un trato suave y calmado les ayudará mucho a no “construir” estos bloqueos tan perjudiciales.
En caso de no poder cumplir algunos de estos requisitos tan básicos yo recomiendo lo siguiente; contar entonces con estas terapias vibracionales que nos ayudarán a “sanear” el cuerpo energético anteriormente bloqueado por todas las emociones negativas y estresantes que les puede provocar no cumplir adecuadamente todos los requisitos básicos mencionados y que posiblemente  nos llevarán más tarde en consecuencia a una patología, dolencia o enfermedad. Y a la hora de estar presente ya la patología, también usaremos estas terapias para apoyar al tratamiento clínico y , muy importante, CURAR EL POSIBLE ORIGEN DE LA PATOLOGÍA , EL BLOQUEO EN EL CUERPO ENERGÉTICO. La fuerte sensibilidad de los equinos les perjudica en muchas cosas, pero también nos da muchísima ventaja con estas terapias, gracias precisamente, a esa gran sensibilidad, tan envidiable y bella.
Creo que es necesario dar luz a esta curación alternativa, y creo que es importante, muy importante, que sepáis, y ahora ya lo sabéis, que no siempre vienen solas las enfermedades, las patologías, las alergias, los trastornos, los comportamientos indeseados. Que no siempre son mala suerte, si no que las emociones y la energía  tanto la mala como la buena, cumple un gran papel en la salud de todos los seres vivos.